Skip to Content

Coco Comín piensa en las bailarinas mayores de 50 años

Coco Comín piensa en las bailarinas mayores de 50 años

L’Escola Coco Comín ha iniciado clase de Jazz “Golden Girls”, con esta iniciativa desea que se unan mujeres ex bailarinas de entre 55 y 68 años con el objetivo de recuperar su pasión por la danza.

Las clases las imparte personalmente la directora Coco Comín con el objetivo de acoger a todas las mujeres que han dedicado buena parte de su vida a bailar, algunas con amplios conocimientos académicos e incluso experiencia sobre el escenario, pero que, con el paso del tiempo, se han visto desplazadas por nuevas generaciones de estudiantes que llenan las aulas de energía y vigor.

El curso, abierto a cualquier bailarina de nivel intermedio de más de 50 años, ha surgido como respuesta a la demanda explícita de antiguas alumnas de l’Escola que pedían a Coco Comín unas clases a su medida, ya que, desde que dejaron el centro, “se ven viejas entre tantas jóvenes”, explica la directora, quien añade que, en los últimos años, no han sabido encontrar su propio lugar a pesar de haber emprendido actividades diversas para mantenerse en forma y también con un objetivo social, además de físico y psíquico.

Según Coco Comín, “estas mujeres decididas y emprendedoras quieren recuperar la felicidad que les aportaba la práctica de la danza, desean revivir la sensación de fortalecer la voluntad, de la tensión constante del espíritu, de que el corazón lata con fuerza y de sentirse vivas; aquel añorado ejercicio físico planificado, que requiere de un cuidadoso aprendizaje, repetición y perfeccionamiento…”

En definitiva, este curso significa un reencuentro con todas aquellas antiguas bailarinas que quieren seguir reforzando sus facultades musculares y cerebrales, y hallar de nuevo el placer indescriptible que circula por el ambiente en una clase de danza y que, a través de la música, crea un lazo de unión entre todos los participantes.

“La danza nunca os hará pasar vergüenza, todo lo contrario, aumentará vuestra autoestima, tengáis la edad que tengáis”, advierte Coco Comín, quien concluye que “un cuerpo activo es un cuerpo que no envejece”.

Montse Carreño, 05-Noviembre-2015