Skip to Content

La Sala Versus Glòries estrena ‘Tot fent Pigmalió’ con Lloll Bertan y Manel Barceló

La Sala Versus Glòries estrena ‘Tot fent Pigmalió’ con Lloll Bertan y Manel Barceló

El próximo 1 de febrero la Sala Versus Glòries estrenará ‘Tot fent Pigmalió’, una adaptación de Marc Rosich a partir de la obra de Bernard Shwa interpretada por Lloll Bertan y Manel Barceló, codirigida por Marc Rosich y Jordi Andújar con música original y dirección musical de Marc Sambola. Permanecen en cartel hasta el 24 de marzo.

En la rueda de prensa se quiso dejar muy claro que la obra ya se creó pensando en la actriz y en la Sala Versus, por ello, sólo estarán en escena dos actores que se desdoblaran en todos los personajes de la obra.

Para Lloll Bertan no es la primera vez que interpreta el persona, lo hizo hace más de veinte años bajo las órdenes de Dagoll Dagom. En estos momentos, la actriz cómica se enfrenta a un nuevo reto con una mirada melancólica, la de una actriz que puedo mirar hacia atrás viendo su carrera, pero que en ningún momento pierde la ironía. Con Manel Barceló siendo su partenaire de lujo, los dos actores desgranan las razones de por qué este clásico contemporáneo las gusta tanto y se a la vez desgranan las pica peleas dialécticas de los dos personajes, en un constante tira y afloja cómico.

En la versión de Joan Oliver, el Londres de principios del siglo XX pasa a convertirse en la Barcelona de los años cincuenta, Eliza Doolitle se convierte en Roseta Fernandes y Higgins, en el profesor Jordana, la persona que acepta el reta de borrar el acento chabacano de la florista y hacerla pasar por una gran dama entre la sociedad burguesa del momento.

Hay personajes que quedan grabados en la memoria. Y Lloll quedó marcada por la primera vez que vio a Audrey Hepburn en My Fair Lady. Las canciones inolvidables, el guion a partir de Bernard Shaw, esa gran pamela que llevaba en la escena de las carreras de Ascot... pero sobre todo el pulso tenso y constante entre la florista Eliza y el profesor Higgins. Ahora, en ‘Tot fent Pigmalió’, la actriz cuenta con la complicidad de Manel Barceló, para rememorar las grandes escenas de texto de la pareja protagonista, pero también sus canciones favoritas del musical. Usando la jugosa y ocurriendo traducción al catalán de Joan Oliver, el espectáculo es una carta de amor a la profesión de actor, pero sobre todo, en estos momentos tan críticos para la lengua, es también un homenaje a la riqueza de registros del catalán.

Pigmalión es una obra de teatro publicada en 1913 por George Bernard Shaw y está basada en el relato de Ovidi Pigmalió. Shaw escribió está obra en una época en que la fonética era un tema en auge; decía que el español y el alemán eran idiomas clarísimos que los extranjeros podían entender, pero que el inglés eran tan mal hablado por ellos que ni ellos mismos se entendían. La obra es didáctica, pero sin ser aburrida. En 1938, se estrenó una película homónima, ganadora del Oscar al mejor guion adaptado, lo que representó entregar por primera vez en la historia de estos premios a una persona que poseía un Premio Nobel (Novel de Literatura en 1925). Así mismo, en 1964, se hizo la famosa ‘My Fair Lady, inspirada en esta obra, que también recibió varios Oscar, entre ellos, el de mejor película.

Pigmalión se estrenó en 1913 en Viena en alemán, le siguió Londres en 1914. En España se estrenó en 1920 en el Teatro Eslava de Madrid, mientras que en Catalunya la compañía Dagoll Dagom en 1997 hizo una producción musical.

Llol Beltrán declaró: “Me considera una actriz muy afortunada, con mi edad muchas actrices ya no se le ofrecen papeles y yo gracias a ellos puedo seguir trabajando. Además, quiero añadir que con esta obra nos han hecho un vestido a medida para mí y para Manel. Es un personaje lleno de colores, matices, puede que cuando lo hice la primera vez era más joven y lo vi de una forma distinta”.

Para Manel Barceló “Yo siempre he visto al profesor desde la distancia interpretado por grandes actores. Cuando me llamaron para ofrecerme el personaje me sentí un hombre muy afortunado. Trabajé dos veces con Lloll por eso me hace mucha ilusión volver a interpretar un proyecto tan potente como es éste”.

Con una reducción en las escenas culminantes se puede seguir todo el camino de los personajes, existen 20 personajes pero la gracia es que con ellos lo hacemos todo. Sigue el cuento perfectamente, se entrelazan las escenas, por lo que es fácil entenderlo todo.

Montse Carreño, Enero-2024

Foto: Montse Carreño.