Skip to Content

Nueva feminidad de Good Girls ‘Very Good Girl Glam’

Nueva feminidad de Good Girls ‘Very Good Girl Glam’

La famosa fragancia Good Girl, con su inconfundible frasco en forma de zapato de tacón alto, ya es un fenómeno global y, sin duda, uno de los perfumes más vendidos del mundo de la mano de la supermodelo Karlie Kloss, su embajadora desde su lanzamiento en 2016. Ahora, en la nueva campaña mundial de Good Girl Kloss comparte protagonismo con un grupo de estrellas deslumbrantes, entre las que se encuentran las modelos Precious Lee, Dilone, Ash Foo y Olivia Vinten. “Tener la oportunidad de ser una Good Girl durante estos años me hace sentir muy afortunada. El mensaje que intento transmitir consiste en ser fuerte, auténtica y apasionada”, afirma Kloss. “Esta campaña consigue reunir a mujeres increíbles a las que admiro y respeto profundamente, y estoy encantada de aparecer junto a estas extraordinarias Good Girls”.

Con un vídeo dirigido por Charlotte Wales, fotografías de Nathaniel Goldberg y estilismo de Carlos Nazario, la nueva campaña muestra a las Good Girls —juntas o por separado– en distintas escenas rabiosamente urbanas, mostrando varias facetas de lo que significa vivir sin pasar desapercibida y lucir el poder que hay dentro de cada una. “Es muy bueno ser mala”, afirma Kloss. Además, la campaña introduce un nuevo miembro de la familia de fragancias Good Girl: Very Good Girl Glam, una mezcla deslumbrante de rosa y cereza con ingredientes de procedencia sostenible, en una versión rosa brillante del icónico frasco en forma de zapato de tacón alto. La campaña también apuesta por poner el foco en un reparto de talentos emergentes, en el que hay nombres como las activistas Cameryn Ruby, Georgia Pratt, Jaycina y Alexis William, una graduada de Kode with Klossy, la iniciativa de Karlie Kloss para empoderar a las mujeres jóvenes formándolas en programación que cuenta desde hace tiempo con el apoyo de Carolina Herrera.

Good Girl se lanzó en 2016 y conoció el éxito de inmediato. Dulce pero sensual, Good Girl combina aromas de jazmín, cacao, haba tonka, almendra y café para crear un bouquet femenino y misterioso al mismo tiempo. “Elegimos estos ingredientes, muy distintos entre sí, porque queríamos algo que representase todas las facetas diferentes de una mujer: la luz, la oscuridad, lo masculino, lo femenino, lo dulce y lo gamberro”, explica Carolina A. Herrera, directora creativa de Belleza. “Si las mujeres son así de polifacéticas, ¿no merecemos una fragancia igual de compleja? Eso es Good Girl”.

Dulce, por supuesto. Elegante y estudiosa, sin duda. Audaz y divertida, siempre. No hay un solo modo de definir a una Good Girl; lo único que se puede decir es que, a veces –solo a veces–, es tan mala que es buena. Carolina Herrera lanza una nueva campaña mundial para la fragancia Good Girl.

Cada una de las Good Girls de hoy en día expresa una faceta distinta de la fragancia: alegre y sutil, femenina y fuerte, pícara y misteriosa. Cada una de ellas –como canta Chaka Khan en su canción más conocida, que también es la banda sonora de la campaña– es todas las mujeres, y lo tiene todo. Por ejemplo, Precious Lee, la innovadora modelo de Atlanta, que se considera una “radical del amor propio”. Aporta exuberancia y dinamismo a su primera campaña con Carolina Herrera, la culminación de su amor de siempre por la marca. “Cuando me mudé a Nueva York por primera vez, en una de mis primeras semanas de la moda, me arreglé mucho porque quería ver el show de Carolina”, explica Lee en referencia a aquella época, antes de que su carrera como modelo le otorgase un sitio propio en la moda. “Hay algo mágico en el hecho de estar en esta campaña ahora, porque aquel fue mi primer desfile. ¡Carolina Herrera y yo estábamos destinadas a encontrarnos!”.

Junto a ella en la campaña está Dilone, la modelo neoyorquina que dejó patente su personalidad cuando su primera agencia de modelos le indicó que debía alisarse sus inconfundibles rizos para trabajar en la industria de la moda. Se negó, la agencia la despidió y el resto es historia. “Seguí dando caña con mis rizos. Ser auténtica me hacía sentir genial”, afirma. “Y, un año después, firmé con una de las agencias de modelos más importantes del mundo”. También está Ash Foo, que superó su batalla contra el cáncer para convertirse en una de las modelos más aclamadas de la industria, y en todo un ejemplo y una inspiración gracias a su autenticidad. “Creo que es importante hablar de mi experiencia”, explica Foo. “Poder aportar algo y ser esa voz que ayude a nuestras hermanas, madres e hijas me parece alucinante”.

Por último, está la Good Girl original e icono a tiempo completo, Karlie Kloss. Siempre optimista y positiva, la supermodelo y activista es la embajadora Carolina Herrera perfecta. “Tener la oportunidad de ser una Good Girl durante estos años me hace sentir muy afortunada”, dice Kloss. “El mensaje que intento transmitir consiste en ser fuerte, auténtica y apasionada”.

Tras el éxito global de Very Good Girl, este año nos depara un giro sorprendente con el lanzamiento de Very Good Girl Glam, la nueva fragancia de Carolina Herrera. Con un planteamiento innovador basado en ingredientes de origen sostenible y nuevos e inéditos procesos de extracción, Very Good Girl Glam es una oda al poder de la feminidad encapsulada en un Parfum audaz y deslumbrante.

Desde que se materializó por primera vez en 2016, el frasco en forma de stiletto de Good Girl ha sido un símbolo de sofisticado empoderamiento femenino. Interpretado en un rojo de alta intensidad en la primera fragancia Very Good Girl, en Very Good Girl Glam este tono sensual se vuelve más profundo y se baña en un océano de purpurina que desemboca en un reino de feminidad aún más refinada. Este detalle lleno de glamour fue el detonante creativo que emplearon los perfumistas Quentin Bisch, Louise Turner y Shyamala Maisondieu para evocar la ilusión de una reluciente nota frutal y roja: la cereza, naturalmente.

Se trata de una evolución fascinante respecto a la jugosa fluorescencia de la grosella en Very Good Girl. “La tonalidad de la cereza es mucho más profunda y considerablemente más intensa”, explica Quentin Bisch. “Incluso en el aspecto visual la cereza tiene una faceta misteriosa y lacada, y extrae matices brillantes de los rojos y rosas más oscuros y profundos”. Una interpretación literal y explosiva de un color que remite inevitablemente a la fuerza interior de la mujer.

Esta profundidad se intensifica a través de una nota de fondo de vainilla, desarrollada casi como una experiencia multisensorial que evoca el interior de una vaina natural de vainilla. Con sus contrastes dulces y salados, encapsula la dualidad de Good Girl que está presente en todas las fragancias de la familia.

Tal y como afirmó la señora Herrera en una célebre declaración, hay que concebir las fragancias como accesorios invisibles. La mujer que luce Very Good Girl Glam no teme hacerse notar debido a su personalidad: audaz y asertiva, tiene la confianza necesaria para expresarse a través del perfume, y el extracto de rosa que se encuentra en el corazón de Very Good Girl Glam esta nueva fragancia es toda una afirmación de feminidad.

El agua de rosa concentrada no solo amplifica el opulento corazón de Very Good Girl Glam; también lo eleva desde un Eau de Parfum para darle la potencia y la textura de un Parfum puro. Y, por primera vez, el equipo responsable de la fragancia reinventó el proceso de extracción, encontrando de forma simultánea modos inéditos de expresarse de forma creativa.

Con una mentalidad muy actual, los perfumistas consiguieron aplicar el upcycling al agua de rosas que habitualmente habrían desechado y volvieron a extraerlo. De este modo, no solo evitaron destilar una nueva cantidad de flores; también descubrieron una gama de tonalidades distinta a la que ofrece el aceite esencial. Este planteamiento más sostenible también se refleja en el vetiver empleado en esta fragancia, que es el resultado de un programa llamado Sourcing for Shared Value, y que busca formas más éticas de cultivar y cosechar el vetiver protegiendo al mismo tiempo a las personas que trabajan en los cultivos a través de inversiones en educación e infraestructuras. Es un ejemplo perfecto del modo en que Carolina Herrera busca de forma incansable formas de emplear los productos más bellos y sostenibles para el mundo y sus habitantes.

En esta estructura olfativa llena de magia hay un toque amaderado que sirve para dar unidad y cohesión a la cereza, la rosa y la vainilla que conforman los ingredientes principales de este potente Parfum, y que también refleja la irreverencia inherente a Good Girl. Very Good Girl Glam es un homenaje a una mujer que desprende entusiasmo vital –la famosa Alegría de Vivir– con la seguridad necesaria para reivindicarse a sí misma y al planeta donde vive.

Montse Carreño, Abril-2022