Skip to Content

Oriol Balaguer crea nuevas versiones de Monas de Pascua para regalar

Oriol Balaguer crea nuevas versiones de Monas de Pascua para regalar

Cada año los pasteleros tienen que pensar cuales son las temáticas que han tenido más éxito durante el año, además de crear nuevas Monas de Pascua que sólo puedan tener en su local. Los padrinos deben ir a comprar lo que a su ahijado más le pueda gustar pero cada vez más las personas se compran una Mona para ellos mismos. Por eso, se juntan las creaciones más tradicionales y las más modernas o actuales. Para Oriol Balaguer, maestro pastelero, ha creado una colección inspirada en animales (Huevo destructurado con delfines o ranas en movimiento, un pato o una gallina, entre otros) y diseños más conceptuales de diferentes tamaños y colores (el Haba de Cacao o la representación de un personajes vikingo en miniatura).

Se han elaborado de manera artesanal, a partir del chocolate que el maestro pastelero emplea en su línea de bombones, el ‘Cacao Grand Cru’, que procede de las plantaciones de cacao de Venezuela, Trinidad y Santo Tomé, además de chocolate negro y blanco.

Se pueden comprar en sus cuatro tiendas en Barcelona, en Pl. Sant Gregori Traumaturg, 2; Trav. De les Corts, 340 y Classic Line en Benet i Mateu, 62. También en Quatre Coses, su primer espacio salado en Consell de cent, 329. En Madrid en la calle Ortega y Gasset, 44 y en La Duquesita, en Fernando VI.

Oriol nació en Calafell (Tarragona), desde muy pequeño demostró su pasión por la pastelería. Tienen en su mente muy presente el retrato de su padre pastelero trabajando en el obrador mientras él jugaba a imitarle. Estudió en la Escuela del Gremio de Pastelería de Barcelona, con 21 años, siendo elegido Mejor Maestro Pastelero Artesano Español y, en 1997, Mejor Pastelero de Restaurante Español. En el 2003 fue distinguido como Mejor Pastelero de Catalunya, Profesional del año en 2006 y Mejor Pastelero-Repostero de España en 2008.

Premios tiene muchos, en 1997 fue reconocido con el Mejor Postre de España; en 2001 una de sus creaciones 8 texturas de Chocolate fue reconocido como Mejor Postre del Mundo; en 2014 su croissant fue elegido el Mejor croissant artesano de España y en 2017, consiguió el Premio al Mejor Panettone Artesano de España. El año pasado, la Academia Internacional de la Gastronomía le reconoció con el Premio al Mejor Chef Pastelero.

Con este curriculum seguro que sus chocolates son muy suculentos y selectos.

Montse Carreño, Abril-2019